2006-06-30

, ,

ROSELAND NYC...ALLA EN EL 98...



"Fijate que uff, de poca madre estos gueyes tocan sus instrumentos, la morra canta con un impetu, una fuerza y una pasion desbordada, ves al guey de las tornamesas que se pasa los dedos sobre los viniles aca bien piradote el guey, la orquesta...mhm..la idea es chingona , se oye muy extraño una base de cool jazz, hip hop, trip hop y solos a la Pink Floyd en un disco con una morra que canta como Bjork pero en hielo"...
-Luis Gonzalez en sueño surrealista-

PORTISHEAD
ROSELAND NYC
1998
Denso, oscuro, minimalista,soberbio,impecable,con juegos melodicos y armonicos extraordinarios, Roseland NYC de la banda de Bristol Inglaterra Portishead (Adrian Autley,Beth Gibbons y Geoffrey Barrow) es un disco estupendo, desafiante,duro,hermetico,sincopado, con unos deliciosos despliegues de virtuosismo en una banda que tiene como camisa de fuerza el trip hop (no entremos en detalles sobre este polemico ritmo) si en sus dos anteriores albumes (Dummy y Portishead) se aventuraron con una mezcla de tonadas de jazz, cool jazz, improvisaciones libres,fraseos jazzisticos cortesia de la femme fatale Beth Gibbons -que sacaria por ahi del 2003 otra obra maestra llamada Out of the season con el multinstrumentalista Rusty Man-para crear uno de los discos mas singulares, espasmodicos,introspectivos y obscuros en mucho tiempo, alejado de sus contemporaneos Massive Attack, Roni Size, Goldie, Chemical Brothers,Autechre,Boards of Canada,Aphex Twin, Royksopp,Morecheeba, esta banda se cuece a parte, su actuacion grabada en el Roseland de New York fue el escenario perfecto para hacer un concierto soberbio, emotivo y vibrante, alejados del concepto stadium rock de Queen,Def Leppard,U2 y Rolling Stones , lograron una grabacion sobradisima en detalles y texturas ambientales de tendencia darketa,pesadona y quejumbrosa, pero tambien sentimientos flotan como amor, desaires,tristeza, todo esto enmarcado por una musica muy chingona (no puedo definir con exactitud este pedo asi que es lo que me sale a la primera)
Abre con la quejumbrosa Humming que es como un inicio tetrico, impulsado por un tenebroso Theremin y una hermosa y obscura secuencia marcial, la voz de Gibbons luce enormidades en verdad, despues la poderosa Cowboys y su arreglo de musica electronica (o a su vez un piano con mucho eco) y la bateria haciendo un compas irresistible que va mucho mas alla del machacon cuatro por cuatro, aqui la voz suena filtrada, hermetica, despues ese poderoso muro de sonido (impulsado por un ensamble de metales fastuosos) que responde al nombre de All mine, y la voz dulcemente de la maese Gibbons cantando ondas aca bien chidotas, despues Mysterons y su arreglo de musica western que desemboca en un aquelarre de teclados bien darks y un solo que envidiaria el mismismo Syd Barret (hagase un comparativo doble ciego de el intermedio musical de esta pieza y la seccion central de Astronomy Domaine ...vera que las figuras guitarreras no andan tan alejadas ) uno de los temas con una de las capas instrumentales mas fumadas de todos los tiempos , despues Only you y su manejo de tornamesas soberbio (vease el DVD con los espectadores y sus ojos cuadradotes de la impresion de ver al DJ mover a su antojo los sratchs) despues esa siniestra obertura (con introduccion a la One of these days) llamada Half day closing y su climax donde no hay punto de reposo y la voz ahogandose en un mar de reverbs, teclados y guitarras arremolinadas, despues Over y la voz de Beth en su maxima expresion vocal, coronada por una orquesta que sube de intensidad , sublime final de una pieza, despues la cachondisima interpretacion de Glory Box que irrumpe con una gracia inaudita (si la version de estudio le fascino esperese a oir este denso pasaje en vivo con efectos cuadrofonicos de sonido que envuelven todo este pedo) ya casi a punto de terminar el cidi se acercan tres perlas auditivas, la inconmensurable y pesadota Sour Times (el friqueante final con la voz de la diva desgañitandose las cuerdas vocales a mi gusto es uno de los momentos mas emotivos o siniestros en una pieza) despues la tristisima Roads y su arreglo con el Rhodes y la voz -de nuevo-elevando una plegaria de dolor hasta el cielo, un track que rompe el corazon en su emotiva ejecucion (oiganse los acompañamientos del publico con las palmas de las manos), ya para finalizar esta la ritmica (y que rompe afortunadamente con todo lo denso del disco) Strangers y su riff contagioso, una Beth Gibbons con un manejo alegrisimo de voz, una manera sorpresiva y afortunada de cerrar a mi gusto uno de los diez mejores discos de la decada de los 90's , soberbio.
Reacciones:

0 comentarios: