2011-11-11

, , ,

Viernes de clásicos... Lotofire de Ely Guerra.

Ely Guerra
Lotofire
EMI
1999

Aunque usted no lo crea querido lector, en el año de 1999 aparecieron discos que hoy se consideran clásicos dentro del rock hecho en México y a nivel Latinoamérica, en ese año por ejemplo apareció el disco de Gustavo Cerati que muchos lo consideraron la hostia (Bocanada), apareció el verdadero diamante de Cafe Tacvba (Reves yo soy) y el primer disco de Jumbo (Restaurant) y una de las joyas del rock regio a cargo de Zurdok (Hombre Sintetizador) que le daban un poco de oxígeno fresco a la escena del rock mexica, aparecia por ahí tambien el Cicatrices de Real de Catorce y el homónimo de Aural y los primeros trabajos de Artefakto antes de emigrar a lo que hoy conocemos como Nortec Collective, el disco que nos compete es uno aparecido precisamente en ese año y es de una cantautora completamente fuera de serie, es Ely Guerra y su disco Lotofire, ¿que hace especial a este disco? Quizás el hecho a que nadie en ese año a nivel México hacía música como la de Ely, claro que a nivel mundial ya existían cosas como Morecheeba, Lamb, Portishead, Moloko, Poe pero en México era algo completamente nuevo, Ely no descubre el hilo negro pero logra uno de los discos mas femeninos (que no feministas) que combina letras serias e inteligentes y una música hipnótica, seductora, sexy y de vanguardia, aparte que contiene los 3 elementos de lo que es una composición musical, todo es un caldo de trip hop y pop con guitarras acústicas por aqui, progresiones electrónicas por acá, efectos de sonido a la mar de enternecedores, sonidos de vanguardia y la voz (esa voz) de Ely Guerra que destila harta cachondería, ahí esta el piano Rhodes en "Tengo frío" con su excelente sección rítmica (por no hablar de su video donde se ve que sufre las de Caín) bajeos precisos, ahí esta la tenebrosa "Vete" y sus extraños sonidos elaborados con espaciales sintetizadores, la hermosura de "Profundidad" la electrónica de alto nivel combinada con algo de pop de "Yo no" , la potente "Abusar" que tiene una bestia guitarrera y uno interesante arreglo de cuerdas y un fantasmal-al final-sonido de trompetas, la quasi ambient "El tiempo" con su pequeño arreglo guitarrero acústico y sus ahogados tambores, "El Mar" vale por si sola todo el disco, esta grabación es de las que te hace recordar las buenas cosas que pasaron en ese año que seguro muchos ya ni se acuerdan.

Reacciones:

1 comentarios:

Zah said...

Discazo de lo mejor, es el que llevo debajo del brazo!!!! Ely Rules!!