2014-11-24

, , , ,

3 reseñas 3 de conciertos /// Diablo Swing Orchestra.


Por Orlando Muñoz
tw @Psycho_Killer3



Café Iguana, el lugar de conciertos por excelencia en nuestra ciudad, fue engalanado la noche del pasado sábado 8 de Noviembre por los Suecos de Diablo Swing Orchestra.

El boleto de entrada señalaba que el evento iniciaría a las 21:00 horas y siendo un lugar históricamente puntal, era necesario ser puntual, por lo cual llegue 30 minutos antes de la hora señalada. A pesar de eso, el telón del escenario se abrió hasta las 21:32 horas develando frente a mi a 7 desconocidos y una desconocida que resultaron ser 8 de los músicos mas maravillosos, talentosos y cautivadores que haya tenido el placer de ver y escuchar en directo.

La concurrencia rondaba las 300 personas y para mi sorpresa, con un rango de edad bastante amplio; desde adolescentes hasta un par de tipos que se veían de no menos de 40 años, que al principio creí que eran papás que iban a cuidar de sus hijos/hijas, pero que conforme trascurrió el show, vi como ambos saltaban tímidamente, apenas unos centímetros, en su sitio. 
Mi expectativa del concierto era baja, honestamente conozco muy poco a la banda, había escuchado un par de canciones de las cuales hasta anoche, de ninguna recordaba el nombre y a pesar de desconocer su música, lo que había escuchado me había agradado los suficiente como para ir a verlos. Cuándo su show dio inicio, fue un BOOM para mis sentidos, la perfecta y extraña combinación entre metal, opera y jazz me hipnotizó de inmediato y aunque al principio quise tomarlo con calma, para antes de que terminaran su primer tema y casi sin darme cuenta, estaba brincando de la emoción (literalmente).

La alineación de DSO es única: dos trompetistas, dos guitarristas, un bajista, un baterista, un chelista y una tecladista/cantante forman la agrupación, por lo cual su sonido no tiene igual, ni siquiera parecido, un deleite total a los oídos, deleite que se extendió por poco mas de 90 minutos, tiempo en el que a decir de los mas fans de la banda, repasaron toda su discografía. 

Nunca jamás había presenciado un show tan enérgico, a excepción del baterista, todos los miembros de la banda recorrieron por completo el escenario, con improvisados y divertidos bailes que en incontables ocasiones merecieron del aplauso del publico y no solo eso, también lograban que el publico improvisara sus propios bailes.

Dicen los que dicen que saben, que Diablo Swing Orchestra ya no es lo que era, que su calidad ha bajado y que el cambio de vocalista nos les vino nada bien, pero al menos a mi es no me importa, lo que presencie fue fascinante, sin igual, quede totalmente extasiado. No tengo queja alguna, nada falto y tampoco nada le sobro al show, uno de los mejores que haya visitadMonterrey. 

Al final, como haya sido, sin importar si fueron solos o acompañados, todos los asistentes tuvimos una gran noche, llena de alegría, música y baile. 

Tambien aqui estan los links de algunos videos: 


Reacciones:

0 comentarios: