2014-12-28

, , , ,

Zig Zag

Zig Zag, lecturas para fumar.
Rogelio Garza

Rueda Libre, 2014.

Siempre que leía la revista La Mosca en la Pared me daba mucho gusto leer tanto a Jairo Calixto Albarrán, José Agustín, Pati Peñaloza, el Hamlet Ultrapeluche, al buen HGM y por supuesto al mayor punk de esa revista, me refiero al tremendo Rogelio Garza, Rogelio tenía una columna que primero se llamaba Las Semillas del Mal en la cual recomendaba libros de autores de la cultura beatnik y de otras ondas, por ahí supe de Ginsberg, Kerouac, Burroughs, El Gonzo Thompson, etc, Las semillas del mal mutó a Zig Zag y Rogelio dotó a su columna de su muy agradecible sentido del humor y nos dió un panorama amplio de su alto bagaje de viajes, libros, música (en sus vertientes punketas, grungerosas, heavy metaleras, hard rockeras) pastas, chocolates, hierbas, ácidos, trips, monchis, chubis, chicles, medicinas, dolores de espalda, recuerdos ramonescos, etc, esa columna aparecía  a la par de sus contribuciones ya sea con entrevistas o reseñas sobre bandas como los Butthole Surfers, Iggy Pop, los sacrosantos (para el) Dandy Warhols, los Sonics, su odio hacia el rock majacano indie y su ácida crítica a los Kínders

Hubo el tremendo chisme de vecindad y las colaboraciones de Roge terminaron pero el como quiera seguía escribiendo, alimentando su blog, publicando en Replicante y Marvin, se dió el lujo de publicar primero su libro sobre bicicletas e íconos de la cultura popular llamado Las Bicicletas y sus dueños, ahora aparece este Zig Zag: lecturas para fumar, un compendio de muchas de las columnas que publicó en La Mosca como en otros medios, como dice en el libro, no son todas si no las mejores, el diseño del libro es sencillo, los textos te llevan a una época en la cual el internet apenas empezaba a despuntar, los choros en las revistas eran interminables y no que ahora todo se reduce a opiniones de 140 caracteres, lamento de sobre manera que no haya venido el texto sobre lo de los impuestos y el Sr Casterns, pero bueno, hay de todo, sus viajes a Frisco, Londres, Suiza, Amsterdam (el mejor según la opinión de este escribidor) sus textos sobre sus amados Ramones y otras linduras (hasta un texto que ya casi no recordaba sobre el legendario Gansito Marinela) el libro si tiene usted tiene el tiempo puede aventárselo de una sentada, siempre y cuando lo acompañe con una coca, un gansito, un boing de mango, un chubi, un gallo y algo para despegar.

El libro lo consigue en Gandhi a precio camarada. 
Reacciones:

0 comentarios: