2015-04-28

, , , ,

Review: Blur // The Magic Whip

Blur
The Magic Whip
EMI
2015

El regreso de Blur musicalmente se da por fin este 2015, no fue un revival, fue mas bien un impasse de casi 12 años! en el cual sus líderes principales Damon Albarn y Graham Coxon se dedicaron a otros proyectos , ahí está Gorillaz y el disco solista de Albarn y los discos de encanto pop y experimentales de Coxon.

Blur vuelve a la carga con una colección de 11 canciones rock poperas cuya calidad no desmerece, mas el factor sorpresa no existe en ninguna de ellas, Blur como la buena banda veterana que es, dejan constancia que no se han ido, que como las piedras rodantes, su destino era rodar y rodar (Jose Alfredo dixit) y aunque The Magic Whip no es nada cercano a la gloria de Parklife o The Great Escape , es Blur y punto, una maquinaria bien engrasada de melodías, armonías y ritmos eminentemente británicos y asombrosamente universales.

Del guitarreo potente de "Lonesome Street" sabemos que es Blur y su sonido con una evidente influencia de bandas sesenteras como los míticos Kinks o The Jam, esta canción tiene un sonido muy alt coutry encantador ( la guitarra de Coxon luce en todo su esplendor con una serie de efectos a la mar de inventivos) el final donde se abrazan guitarras y sintetizadores parece un mínimo homenaje a otra deidad inglesa de antaño: The Who.

"My terracota heart" tiene algo del bochorno tropical de Gorillaz o podría ser un lado B de Everyday Robots (percusiones exoticonas y un sentido de la interpretación sereno e introspectivo)

"New world towers" lleva piano fantasmal y sonidos ambientales para crear un estado alterado en la mente (recuerda en su ritmo en algún punto a la música que le gusta hacer a otros campeones sin corona del rock ingles llamados Gomez) el primer sencillo de este disco es la vibrante y rock popera "Go Out" que va atascada de coros neo go go, aquí la guitarra de Coxon luce a plenitud , inventiva y llena de pirotecnias sónicas que van del rock de garage a los sonidos que le gusta explotar al Thurston Moore.

"Ice cream man" tiene sonidos que parecen sacados de videojuego y creo que es uno de los temas menos brillantes del disco, "I broadcast" nos regresa a los Blur mas chavalones gracias a una guitarra maciza y un temazo que se mueve en los terrenos del rock pop alternativo noventero.

"There are too many of us" tiene un sonido que le debe mucho a la new wave o al sonido que le gustaba hacer a David Byrne en los últimos discos de Taking Heads, sobra decir que es uno de los picos de este álbum, "Ghost ship" es un cuasi reggae sencillo y sin complicaciones, "Pyongyang" tiene una música que remite al país del sol naciente para adentrarse en los terrenos de una no muy lograda balada psicodélica, "Ong ong" tiene coros divertidos, "Mirrorball" tiene una figura guitarrística bien lograda a lo largo de la canción.

Fueron muchos años sin Blur en el mapa musical, el regreso se antojaba con una vuelta de tuerca a su sonido pero solo entregaron un disco de buenas canciones y nada mas , no es (repito) Parklife o The Great Escape, pero The Magic Whip es un regreso decente de Blur pero me sigo quedando con la obscura densidad de su obra incomprendida y acendrada en la vanguardia, el monumental 13.
Reacciones:

0 comentarios: