2015-06-11

, , , , , , , ,

Review // Tobias Jesso Jr. / Goon

Tobias Jesso Jr.
Goon
2015



Simple y contundente

Goon, el disco debut de Tobias Jesso Jr es un dechado de orfebrería pop que mama de influencias variadas y a la vez que podrían no tener relación alguna, basta oír el primer tema titulado “Cant stop thinking about you” que abre con unas pisadas sencillas de piano y a la cual se le va uniendo un sutil y etéreo coro góspel de fondo,  prosigue la andanada con la hermosa y hasta cierto punto neo soulera “How could you babe” (un tema que Ottis Reeding o Sam Cooke podrían cantar sin pedos y con mas feeling) que tiene un hermoso (otra vez) gospeliano coro de fondo, los acordes de guitarra son precisos y arropan muy bien la melodía, el sencillo “Without you” tiene en su sonido y piano algo que remite de inmediato a grandes perlas pop de la década de los 70´s (concretamente la preciosa balada “Alone Again” de Gilbert O’Sullivan)

“The Wait” es un conmovedor tema que toma al country mas clásico como bandera mas no es un tema sobresaliente, el tema que le sigue, la soberbia “Hollywood”, es un tema que va creciendo poco a poco y al final se queda en un punto donde ya no hay vuelta  y queda de manifiesto gracias a una rarísima capa de metales que suena con afán fúnebre en la parte final de la canción.

“For you” es un tema sencillo con batería y piano beatlesco y que bien pudo firmar el Macca para el Álbum Blanco (no estoy diciendo que sea una copia solo que el buen Tobias Jesso Jr sabe de dónde mamar sin que suene a plagio descarado)

“Crocodile Tears” si es 100% beatle, con una batería, piano y melodía que nos hace pensar en los melenudos de Liverpool (y mas el solo a la mitad de la canción que lleva una marca casi harrisoniana en su hechura) “Bad Words” va anclada en un órgano vintage y una batería que hace una figura casi marcial y la voz con efecto de grabación para hacerlo sonar “retro” , “Just a dream” es una balada simple y sin muchos sobresaltos (salvo unas cuerdas preciosas) “Leaving L.A” parece una canción que en el piano fue ejecutada por un chavito de 5 años, un grandioso coro y unos sonidos que remiten a las exploraciones siderales de Esquivel en el Stardust.


Goon es un disco/bitácora de a un cabrón que se fue a la gran ciudad con tal de triunfar viviendo de escribir canciones y tener al amor de su vida, pero las cosas no le funcionaron y vuelve con los bolsillos del pantalón vacíos, el corazón roto y un sentimiento de abandono que tradujo en música (con ayuda de sus amigos Ariel Rechstaid, Patrick Carney de los Black Keys y Chet “Jr” White de la extinta banda Girls) y se ha convertido en uno de los mejores discos del 2015.
Reacciones:

0 comentarios: