2015-09-02

, , , , ,

Mikal Cronin III / Track por track.


Track por track

Mikal Cronin III

Turn Around: ¿Es posible lograr una unión entre guitarreos machacantes y arreglos de orquesta sin sonar a Metallica Sinfónico? Mikal logra el equilibrio perfecto entre lo sofisticado y estruendoso.

Made my mind up: Tiene un guitarreo excelente y nos hace pensar en todo ese maravilloso rock sesentero y setentero, tiene gancho y poder la canción, al finalizar se liga de conceptual manera con…

Say: Una batería va entrando sigilosamente mientras el buen Mikal logra asestar un gran golpe gracias a las guitarras de esta canción (su coro enganchador con armonías a lo Byrds) que es uno de los picos de este disco, mucha oreja al enorme solo combinado de una extraña manera con una sección de metales.

Feel like: Después del vértigo de Say vuelve a la carga con un rock más tradicional y que toma como punto de contacto la música de Neil Young, el final es una cosa soberbia gracias a un coro entrelazado con cuerdas y distorsiones.

I´ve been loved: Una balada sencilla, de las mas bellas en este disco y que sin tantos elementos logra conmover al escucha, al finalizar la canción se oyen unos sonidos dignos de aparecer en un disco de John Cale y Velvet Underground.

Alone: Un guitarreo comienza a construir un muro de sonido mientras estamos cayendo a un mar de distorsiones, nunca la soledad fue mas preciosa en esta épica canción.

Gold: Bam Bam hizo una canción llamada Oro Flash en el año 2009 ¿Qué tal si el buen MC escuchó el primer disco de la legendaria banda regia y se inspiró para hacer esta canción que por momentos logra parecerse mucho a la que hicieron Mou y Cía? La canción finaliza con un extraño instrumento llamado tzoura mezclado con potentes y alucinantes distorsiones.

Control: Abreva mucho del folk rock de los Byrds como de sus compas musicales Ty Segall o el amado/odiado Ariel Pink, una delicia rock popera.

Ready: Esta canción en vivo ha de SERPUROYMADREANTEROCANROLPUTOELQUELOLEA!!!

Different: El momento crooner de Mikal Cronin, encanto de aparente calma que nos lleva de la mano para disfrutar de la última canción del disco llamada…

Circle: Una gran canción para cerrar un gran disco, con elementos básicos (piano, guitarra, batería y bajo) y un ¿inconsciente? homenaje a los Simon and Garfunkel de la época de El Graduado.


Conclusión: Un gran disco que abreva del rock de antaño y lo mezcla sabiamente con el feedback y la distorsión, tal vez no sea el primero que logra una mezcla así de equilibrada, pero cuando se tienen buenas canciones y bien arropadas creo que es suficiente para darle el voto de confianza, un gran tercer disco de este gran cantautor y colaborador de gente idéntica en ideas sonoras como Ty Segall, Ariel Pink y John Dwyer de los Thee Oh Sees!
Reacciones:

0 comentarios: