2016-04-13

, , ,

5 discos para entender a los Flaming Lips


Como muchos ya sabrán los Flaming Lips son cabeza del cartel del Hellow Festival 2016 a realizarse en agosto en Parque Fundidora, años atrás eran la banda punk psicodélica por excelencia muchos antes que el término de "música alternativa" fuera moneda corriente, hoy son uno de los espectáculos mas asombrosos y su líder Wayne Coyne es una personalidad estrambótica y fuera de serie, en este su blog de desconfianza, les presento 5 discos que me gustan mucho de los Labios Ardientes, ya ustedes deciden cuales son sus favoritos.

Oh my Gawd!!! (Restless Records 1987)

Hecho en el año de 1987, ferzomente indie, apabullante en su sonido, unidad conceptual punk que se sumerge con un sampleo de los Beatles (la Revolución número 9) y termina con un loop de Tomorrow Never Knows de los escarabajos, este Oh My Gawd!! es un mensaje que entenderían hasta la década de los 90 las disqueras: el ruido estaba presente y solo faltaba presentarlo en sociedad (grunge). 


Transmission from the satellite heart (1993)

Disco que comienza con un sonido como de radio mal sintonizado y a medida que avanza despliega un arsenal de ritmos, melodías, disonancias, este disco se debate entre el punk psicodélico y las melodías refinadas, siguen sonando ríspidos pero con cierto encanto difícil de dejar a un lado, tiene la celebérrima "She don´t use jelly" la cual los catapultó a la fama y los incluyó en series disímbolas como Beverly Hills 90210, Beavis and Butthead y soundtracks dispares.


Zaireeka (1997)

El disco monumental de los Flaming Lips, no es que sea una obra maestra, es que la forma en como debe de escucharse raya en lo monstruoso: 4 aparatos de música que puedan reproducir cada 1 los 4 cidis por separado, ir nivelando los volumenes para apreciar una obra de collage stereofónica apabullante, sonidos electrónicos, baterías tocadas inmisericordamente, sintetizadores que suenan como orquestaciones, los temas no son memorables pero el hecho de crear un disco de estos tamaños (y en una transnacional!) es una cosa que solo a los locos de Norman Oklahoma se les pudo haber ocurrido. 


The Soft Bulletin (1999)

El momento finísimo de los Labios Ardientes, a un lado de Zaireeka este Soft Bulletin es mas tranquilo pero no por ello menos experimental, desde el arranque preciosista con "Rise for the prize" pasando por maravillas melancólicas tipo "Waiting for a superman" "What is the light?" , "Suddenly everything has changed" hasta cosas estrambóticas y delirantes como "The Gash" y momentos que rayan en lo ácido y brit de "Feeling yourself disintegrate". obra con la que despiden los noventas y habría que esperar hasta el 2002 para escuchar la exhuberancia electrónica y popera de Yoshimis Battles of the Pink Robots (Saludos María del Rayo!) la ahora icónica portada es una modificación de la mítica fotografía de Lawrence Schiller para la revista Life acerca de un foto reportaje de la cultura de los consumidores de LSD.

Yoshimi Battles the Pink Robots. (2002)

La moda impuesta por Radiohead con su Kid A (sonidos electrónicos combinados con elementos orgánicos) alcanzó a Wayne Coyne y Cía, producido por Dave Fridmann (que al año siguiente trabajaría con Café Tacvba despojándolos de todo vestigio "mexicano") este Yoshimi ... catapultó aún mas a los Flaming Lips, es el disco mas popero de la banda pero sin caer en lo soso o aburrido, usando el estudio de grabación como un cuarto elemento los Lips a la manera de un Pink Floyd despliegan todos los recursos de grabación para entregar una grabación asombrosa de principio a fin, Melancólico, en momentos experimental, con elementos de el j pop y el drone o el postrock, es la cumbre comercial de los Labios Ardientes, la Uncut dijo que este disco se iba a disfrutar desde el momento en que salió hasta diez años después, parece ser que el pronóstico falló por que ya son casi 16 años y sigue sonando igual de inventivo y juguetón.

Reacciones:

0 comentarios: