2016-05-24

, , , ,

Review: Radiohead // A moon shaped pool


Radiohead acaba de sacar a la luz (digitalmente) su nuevo disco titulado A moon shaped pool, disco que no se parece (casi) en nada a sus trabajos anteriores, lo cual a mi parecer no es una forma de "repetirse", los primeros extractos musicales son imponentes:  uno es "Burn the witch" que tiene un arreglo de cuerdas hermoso y perturbador, el otro "Daydreaming" recuerda mucho a "Nude" del In Rainbows.

Los motivos que dan forma a #AMSP son desde la ruptura de Thom Yorke con su esposa hasta el cambio climático y la caza de brujas por los refugiados que llegan a Europa ante el terror de la guerra y el terrorismo,  en el disco lo que prima es el uso de arreglos acústicos por encima de una guitarra eléctrica o sintetizadores chirriantes, la hermosura de "Decks dark" se arropa en el uso del anti deluviano Ondes Martenot el cual inunda la canción como una orquesta fantasmal y unos breves y discretos arreglos de guitarra, "Desert Island Disk" es una delicia acústica que está en un punto medio entre Led Zeppelin III y Tago Mago de Can.

"Ful Stop" es una canción que crece de inesperada manera gracias a los sútiles arreglos electrónicos de vanguardia, muy Kid A a mi parecer, "Glass eyes" lleva pianos, secuencias extrañas que van al derecho y al revés, cuerdas y una letra que nos hace sentir que el va a un lugar pero sin saber exactamente a donde, en "Identikit" pulsa una batería de Phil Selway y un bajeo amenazante de Colin Greenwood mientras una especie de arreglo coral suena en un canal de audio diferente, "The Numbers" planea en un paraje precioso (un tufo a jazz enrarecido)  a pesar de su letra pesimista sobre el futuro de la humanidad.

"Present Tense" es de lo mas acústico que puedes escucharle a Radiohead, como una especie de hippies tocando sus instrumentos de madera mientras el cataclismo final de la tierra se acerca, "Thinker tailor soldier sailor rich man poor man beggar man thief" es una cosa extraña que parece una mezcla de Flaming Lips y Jamie XX, psicodelia contemplativa del siglo XXI, el disco finaliza con una de las canciones mas bellas que ha hecho Radiohead pero que por alguna extraña razon nunca habían grabado en un disco oficial (salvo en el EP I might be wrong en vivo bien raw) se trata de la preciosa "True love waits" enorme monumento al sabio que sabe esperar por el amor que se fue ( ¿Rachel Owens?) obra tersa, melancólica, que se refuerza de la tecnología del siglo XXI , el disco que regresa a los reflectores a los oriundos de Oxford y renueva la fe por el rock a pesar de que estos cinco locos lo que elaboran ya no es rock, es Radiohead y punto.


Reacciones:

0 comentarios: